logo las mejores inmobiliarias de bogotá
porqué no contratar inmobiliarias

Contratar inmobiliarias: ¿Valen la pena?

No es fácil identificar y contratar inmobiliarias que realmente cumplan las expectativas de un propietario o comprador a la hora de vender o adquirir un inmueble.

En Bogotá, por ejemplo, existen alrededor de 300 inmobiliarias legalmente constituidas, más de 2000 sin representación legal y cerca de 10.000 asesores inmobiliarios independientes.

La situación pone en evidencia la informalidad del sector y en consecuencia las dudas de los usuarios frente a la posibilidad de contratar inmobiliarias que coordinen una transacción de manera eficiente, segura y ágil.

Frente a la situación, varios gobiernos han tratado de impulsar leyes que profesionalicen la actividad, pero siempre terminan estancadas en los pasillos del Congreso.

Le puede interesar: Guía para identificar y contratar las mejores inmobiliarias en Colombia según expertos.

Adicional a la desorganización, las inmobiliarias están expuestas a prácticas que no terminan de favorecer el sector. A continuación las más relevantes:

Improvisación en la definición del precio

Me refiero a improvisación en la definición del precio. La mayoría de las inmobiliarias ingresan a los portales inmobiliarios más conocidos, como Metrocuadrado, y toman como referencia los precios que los demás están pidiendo por inmuebles similares. Eso no es serio.

Lo ideal es utilizar inteligencia artificial, como los hacen las mejores inmobiliarias, y definir el precio no con base en lo que la gente está pidiendo, sino con base en lo que la gente está pagando.

Un precio sobrevalorado hará que el inmueble se estanque. Un precio infravalorado hará que el propietario pierda parte de su patrimonio.

 

Uso de avisos de ventana

Al contratar inmobiliarias el propietario debe saber que sus ventanas serán utilizadas de forma inadecuada y riesgosa.

Las agencias usan avisos de papel para posicionar sus logotipos. Es decir, utilizan las ventanas de los propietarios como vallas publicitarias. Y lo hacen consientes de que los compradores hoy en día inician su proceso por Internet, no recorriendo las calles como hace 30 años.

Con esta práctica, no solo abusan del propietario, sino que lo ponen en riesgo a su familia; los ladrones saben cómo llegarles directamente haciéndose pasar por compradores.

 

No contestar el teléfono

Las inmobiliarias tienen la costumbre de no atender los teléfonos. La práctica enfurece a los compradores, que motivados por un anuncio, ocupan infructuosamente su tiempo tratando de programar una visita.

Esto pasa porque los asesores inmobiliarios están por lo general atendiendo clientes y porque sus agencias no invierten lo suficiente en contact centers dedicados.

Acudir a Chatbots o PBX para sistematizar el proceso despersonaliza el servicio y tiende a empeorar la situación.

Los compradores merecen una comunicación ágil y una asesoría consultiva. Para lograrlo se necesita inversión, organización y tecnología.

 

Visitas cuando los compradores no pueden

Un comprador,  por lo general, es una persona activa laboralmente y en consecuencia dispondrá de tiempo para visitar inmuebles justo en horarios no laborales. Es decir, un domingo en la tarde, un primero de mayo, un jueves a las 6:30 de la tarde, un viernes santo, etc.

Si las inmobiliarias invirtieran sus horarios, con seguridad le brindarían una mejor experiencia a sus usuarios, como sí sucede en Estados Unidos.

 

Falta de conocimiento técnico

Hay asesores inmobiliarios y agencias satisfechas con mostrar un inmueble y ser simpáticos, pero la realidad es que eso es apenas la punta del iceberg.

La realidad es que un comprador no toma la decisión por la calidez y simpatía del asesor. La decisión la toma basado en datos oficiales, POT, valorización, impuestos, tasas de interés, seguros, financiación, ganancia ocasional, etc. Lo emocional pasa a un segundo plano al momento del cierre.

Una verdadera inmobiliaria debe crear un estructura legal que con pericia técnica resuelva el proceso notarial, bancario, tributario y contractual.

No obstante, lo mejor siempre será contar con manos expertas dada la complejidad el proceso de venta inmobiliaria. Para ello, hay que identificar las mejores prácticas y con eso en mente contactar las agencias reconocidas del mercado.

Le puede interesar: listado de las inmobiliarias más representativas por ciudad.

Si bien muchas agencias brillan por su falta de profesionalismo, la realidad es que en Colombia hay nuevos modelos y formatos que incorporan tecnología para facilitar el encuentro entre oferta y demanda, hacer el proceso amigable y gestionar cierres en menor tiempo.

Para hacer avalúos online existe Finco.co. Para la compra de vienda nueva La Haus y en usada Mubrick. En inmuebles corporativos un gran aliado es Colliers International.

Si definitivamente no quisiera contratar inmobiliarias, mi sugerencia es pautar en Fincaraiz.com, Metrocuadrado.com y Properati. A través de esos portales llegará el comprador que necesita.

Le puede interesar: Cómo vender una casa sin inmobiliaria 

 

Artículos relacionados

inmobiliarias bogota norte

Inmobiliarias Bogotá norte

Inmobiliarias Bogotá norte recomendadas por su excelencia, efectividad y reconocimiento en el mercado con las que podrá vender

Código de inmueble

¿Ya nos sigues?

Copyright © Inmobiliaria Bogotá Mubrick. Todos los derechos reservados 2021.